viernes, 16 de julio de 2010

EL ALCALDE DE ZALAMEA


Esta obra se publicó por primera vez en 1651 con el título de "El garrote más bien dado", recibiendo el título de “El Alcalde de Zalamea” desde 1683, sobre un hecho ocurrido en tiempos de Felipe II. Existía una obra interior, atribuida a Lope de Vega, llamada "El garrote más bien dado"
El primer "Alcalde" se presentó presumiblemente el 12 de mayo de 1636 pero unos dicen que Don Pedro Calderón de la Barca pasó por Zalamea de la Serena (Provincia de Badajoz en Extremadura) hacia 1642, tras haber recibido licencia militar absoluta. El dramaturgo ubica la trama de su célebre obra en los marcos de un suceso histórico verídico, la guerra de España lanzada sobre Portugal en 1578. Los personajes como don Lope de Figueroa fueron tomados directamente de la realidad histórica.

"El alcalde de Zalamea" una de las obras más conocidas y representadas del Siglo de Oro de la literatura española. Se encuadra dentro de la literatura barroca y se clasifica como un drama de honor.

Resumen:

Un grupo de soldados, que lleva ya muchos días sin descansar y pasa por Zalamea (municipio de la provincia de Badajoz) cuando se dirigen a Portugal. Los soldados, se alojan en Zalamea. El sargento hace el reparto de las casas, y para el capitán elige la de un villano rico, que tiene una hija muy bella, Isabel. El capitán opina que una villana siempre será una villana y que por lo tanto no le interesa, pero se hospeda en casa del villano Pedro Crespo.

Cuando el capitán se va a alojar en casa de Pedro, ve que el villano ha escondido a su hija Isabel. El capitán, atraído porque Isabel se ha escondido, finge una pelea con Rebolledo y con este engaño entra en la habitación donde estaba escondida Isabel. El capitán se enamora de Isabel. Pedro y su hijo Juan se percatan de que el capitán ha entrado en la habitación a propósito, y empieza una discusión donde se ven muy claras las ideas de los villanos contrapuestas a las del general. Entre tanto llega Don Lope, el general, y al saber el motivo de la discusión decide que en vez de ser el capitán quien se hospede allí, será él.

Por la noche, el Capitán, haciendo peripecias, consigue raptar a Isabel y se la lleva a la montaña para violarla. Pero allí se encuentra a Juan que hiere al Capitán. Después, en el pueblo, el capitán se cura de las heridas y es sometido a un juicio por el recién alcalde de Zalamea (Pedro Crespo). El capitán es ejecutado y Isabel será llevada a un convento. Al poco rato llega el rey, se interesa por el caso y decide que ha sido una ejecución totalmente justa y convierte a Pedro en alcalde perpetuo, porque ha hecho prevalecer la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario