sábado, 13 de noviembre de 2010

DE CEREALIA A LAS MONDAS

 CEREALIA

Ceres es una de las numerosas diosas de la fecundidad de la tierra que tiene la religión romana. Los habitantes de la Campania conocían desde tiempos remotos la divinidad de Deméter, de origen griego, que atraía la atención de un pueblo productor de cereales. Esta identificación hizo que la diosa romana adoptara todas las características, ceremonias y rituales de la griega.

A Ceres y a Tellus (Madre Tierra) les correspondía la fecundidad humana tanto como la productividad de los campos. Las dos eran diosas del matrimonio, ya que, está claro que el principal objetivo del matrimonio era la procreación.

De esta manera las novias, a las cuales se les podría acusar de un matrimonio estéril, honraban usualmente a las dos. Según la tradición, Ceres también protegía a las esposas y era asociada tanto a la muerte como a la fertilidad, ya que los muertos vuelven a la tierra.

En el siglo V a.C. se construyó un templo en el Aventino dedicado a la diosa donde se la asoció a Liber y Libera (espíritus masculino y femenino de la fecundidad). Desde los primeros tiempos este culto había sido administrado por un sacerdote (flamen cerialis) al que podemos distinguir por el gorro o galerus provisto de dos correas para que no se le cayera, ya que en tal caso el flamen debía dimitir de su cargo, y un ornamento llamado apex que, en realidad era una rama de olivo envuelta en un hilo de lana, y por los ediles que distribuían el trigo y el pan a la plebe en época de escasez.


En el siglo III a.C. el culto a Ceres helenizada estaba exclusivamente en manos de las mujeres. Se trajeron sacerdotisas griegas desde Nápoles o Veleia para supervisar este culto. Liber i Libera fueron suplantados por Proserpina (Perséfone en Roma).

Los Cerealia se celebraban el día 19 de abril, momento en que finaliza un ciclo de fiestas iniciadas el día 12 seguido por los Fordicialia del 15, que ponen en relación los sacrificios de Tellus y de Ceres. Los juegos estaban presididos por los ediles y se llamaban Cerealia, ludi Cereris, o ludi Cerealis. Al principio sólo se celebraban en circunstancias especiales, pero después todos los años. Se conmemoraba en ellos el retorno de Proserpina a la tierra. Eran días de júbilo y todos vestían de blanco, menos la gran sacerdotisa que se vestía de amarillo, en representación de Ceres. En estas fiestas de signo plebeyo éstos invitaban a comer a los patricios.


En la campiña se celebraba una procesión alrededor de los campos, en la ciudad esta procesión trascurría por el circo y todo el pueblo lanzaba y repartía nueces y bombones. Acompañaban a la comitiva músicos y bailarinas y los participantes eran de todas las edades.

A la diosa se le ofrece una cerda, animal consagrado a Ceres y productos como miel, leche, las primeras espigas de trigo y sal, que representa la productividad de la tierra.

Se le ofrece también incienso y los asistentes llevan antorchas encendidas para alejar al tizón de los campos o salvarlos de los incendios.

Todos los asistentes a la ceremonia se cubren la cabeza con guirnaldas hechas de espigas de trigo y tanto el flamine como las sacerdotisas llevan las coronas adornadas con flores y cintas de colores llamadas vittae. Momentos después, todos juntos rezan una oración en honor a la diosa.

Una vez finalizada la ceremonia, el flamine ofrece un nuevo sacrificio para subsanar los errores involuntarios que se han podido cometer durante la celebración del ritual.

Acabado el ceremonial la procesión vuelve a desfilar por el Circo y marcha con vítores a la diosa y con cánticos alegres.

texto:thaleia.es

DE CEREALIA A LAS MONDAS




Tendida sobre el Tajo , la antigua Elbora de los carpetanos , la ciuda de Caesarobriga para los romanos , la actual Talavera de la Reina ,debía sentir muy a lo vivo a su diosa de la fertilidad porque , con todos los camuflajes y manipulaciones que se quiera ,el culto y el Tributo a Ceres ha llegado hasta nuestros días .
Esto sucede a principios de abril con la fiesta talaverana de las Mondas ,tal vez 'mundas' ,ofrendas de frutos y primicias a la Virgen del Prado ,la patrona de Talavera y su amplia comarca .

El origen directo de las Mondas está relacionado con el culto de Ceres .
Por otro lado , nada tiene de extraño que en una ciudad entre Toledo y Mérida ,tan estratégica y comercial en tiempos romanos ,hubiese cultos vinculados al ciclo agrícola ,y en especial a la Ceres eleusina , diosa compleja de cuya fascinante genealogía tiró del hilo Gómez de Tejada a mediados del siglo XVII :"De suerte que si Palas es la misma deidad que Vesta ,y Vesta que Tellus ,y Tellus que Ceres,viene a ser lo que hemos dicho ,una sola ...También como dijimos ,Ceres es la misma que la luna...."

Si es la diosa de la luna se trata de una virgen morena,y las imágenes se agolpan con un sentido que escapa a la nueva fiesta "eleusina sacra" ,o a la nueva "Cerealia" de Talavera .Pero es que los fastos también pueden ser en honor de Maya ,otro nombre posibles de la diosa Ceres (segun Macrobio ) ,y que se añade a Tellas y Proserpina.Maya en el hinduismo es "ilusión"  , el velo irreal que rodea la vida y que atrapa como un espejo ,o un cazamariposas ,a los que no saben su falta de sustancia .

Los muchos nombres de la diosa Talaverana son también maya , ilusiones que se añaden a la mayor ,que haya quedado en su lugar una Virgen católica , la del Prado .En apariencia ,porque su antigüedad romana ,precristiana ,todavía puede ir más alla en el tiempo y en el espacio ,y el color negro de la Virgen del Prado (como el de la Guadalupana y tantas otras) vuelve a surgir un  antiquísimo origen enraizado en las diosas de la India ,empezando por Kali , la esposa de Shiva .

texto:Los dioses increibles ,de Luis Pancorbo .

No hay comentarios:

Publicar un comentario