martes, 24 de enero de 2012

RUTAS : SIERRA DE MONTANCHEZ



La Sierra de Montánchez ,en el corazón de Extremadura, perteneciente a los Montes de Toledo, que separan las cuencas del Tajo y del Guadiana, tiene una altura aproximada de 1.000 m. en su cota mas alta y está formada por un conjunto montañoso con singulares promotorios rocosos de granito que confieren un carácter inhóspito a sus cumbres. Posee una gran variedad de ambientes caracterizados por el relieve y el tipo de vegetación predominante en ellos. En las faldas más húmedas y sombrías se instalan los bosques de castaños, robles o alcornoques mientras que en las más expuestas al sol predominan los encinares. Alternando con los bosques surgen las zonas dominadas por el monte bajo los cultivos de montaña como olivares y viñedos, instalados en terrazas. El roquedo en las partes más altas, los prados sobre las pequeñas mesetas que forma el terreno y las gargantas, por donde se precipitan arroyos torrenciales, completan los paisajes de la Sierra. esta variedad de ambientes determinan la existencia de una gran diversidad biológica, tanto en especies animales como vegetales. Pero, sin duda, es la combinación del relieve, las diferentes series de vegetación y la acción del hombre a lo largo de los siglos sobre los dos anteriores, lo que confiere a este paisaje serrano su peculiaridad y belleza.

http://www.montanchez.net/
Historia :
La sierra de Montánchez está coronada por el Monte Viejo (Montancil o Monte Tances) a 998 metros de altitud; y de ahí se sospecha que viene el nombre de la población, que se asienta en un collado a dos vertientes (Tajo y Guadiana) y defendida por un Castillo al Poniente, en la cota 713.

La historia montanchega se remonta a orígenes ignotos, hay restos de todas las épocas siendo en la Edad del Bronce cuando se empieza a definir la población dispersa en las majadas que ubicaban cerca de fuentes inagotables.El Castillo es de origen romano y probablemente comenzó a construirse en tiempos del emperador Caracalla; durante el siglo XI los almohades reconstruirían la fortaleza ampliando el primitivo recinto, ya que las dificultades para controlar los caminos les llevó a fortificar aquellos puntos donde ya existían obras más antiguas. La conquista de la plaza por los cristianos conllevó la reforma y modificación total del Castillo.

Alfonso IX, conquistado Montánchez, despachó en Zamora en 1230 el privilegio de donación concediendo a la Orden de Santiago y al Maestre Pedro González Mengo el Castillo y Villa de Montánchez con todos los términos nuevos y antiguos, derechos y pertenencias, como prados, pastos, montes, fuentes, aguas, entradas y salidas, con el pacto y obligación de hacer allí paz, guerra y treguas en nombre del rey.

La sierra de Montánchez permite al viajero la posibilidad de admirar otras zonas con relativa facilidad como la penillanura Trujillano - Cacereña, la Sierra de San Pedro, el Macizo de las Villuercas o las grandes extensiones de las Vegas del Guadiana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario