miércoles, 7 de noviembre de 2012

POR NUESTRA AGRICULTURA



De poco sirve conseguir mejoras de cultivo, introducir nuevos métodos que impulsen la producción ,intensificar el empleo de abonos y maquinas ,si a la hora de vender el producto ha de mendigar el labrador tras el fabricante o el almacenista con su cosecha paralizada y obligado al fin a vender a precios de hambre. Mientras el labrador no siembre lo que seguramente ha de venderse ,mientras las ventas no sean fáciles y situadas en tiempo y modo a conveniencia del labrador ,mientras no saque con ellas lo necesario para remunerar su industria y posibilitar el ahorro en el campo ,mientras siga el campo sometido ,por la depreciación de sus productos ,al yugo de la usura ,de la especulación ,de la carencia de capitales de explotación ,no puede pensarse en ningún genero de progreso ni resolver los problemas del hambre y el paro obreros.
La venta remuneradora de los productos agrícolas es la primera condición de la restauración económica de España.
Onesimo Redondo .Libertad. Nº 63.   Año 1933


No hay comentarios:

Publicar un comentario