martes, 1 de enero de 2013

                  


La piedad, principio de toda moralidad, toma también a los animales bajo su protección. La pretendida carencia de derechos de los animales, el prejuicio de que nuestra conducta con ellos no tiene importancia moral, de que como se suele decir, no hay deberes para con los irracionales, todo esto es ciertamente una grosería que repugna. Es necesario a estos desdeñosos de los brutos, a esos , que igual que ellos fueron amamantados por sus madres, el perro también lo fue por la suya.

Savitri Devi


No hay comentarios:

Publicar un comentario