viernes, 20 de marzo de 2015

SI ,NUESTRO PATRIMONIO ,NO VUESTRO NEGOCIO

Casi 113.000 firmas en 24 horas para evitar que se juegue al pádel en el Anfiteatro de Mérida

Una petición en la web Change.org ha conseguido casi 113.000 firmas en poco más 24 horas para pedir a los patrocinadores del World Padel Tour que no apoyen la celebración del campeonato en el Anfiteatro Romano de Mérida. Bajo el título de "No celebréis el World Padel Tour en el anfiteatro de Mérida", esta campaña de recogida de firmas reclama a Estrella Damm, Volvo, Adeslas y Philips, patrocinadores del evento, que no apoyen la celebración del campeonato en este recinto histórico, señala Change.org en una nota.
La petición, alojada en Change.org, acumula ya casi 113.000 firmas de apoyo, y se une a las dirigidas a la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento. "Como la administración no escucha, se ha puesto en marcha esta segunda campaña con la esperanza de que las empresas patrocinadoras sean más responsables", explica el impulsor de la petición, Joaquín Paredes.

La petición fue iniciada en la plataforma Change.org por Paredes, el cacereño que la semana pasada inició otra campaña dirigida a la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento con este mismo objetivo. En la petición se señala el asombro al poderse realizar un campeonato de pádel en un Anfiteatro romano del siglo I antes de Cristo, algo que "parece imposible", y se pide a los principales patrocinadores del evento que no se celebre allí, algo que "atenta contra la cultura y el patrimonio de todos los ciudadanos".

El Ayuntamiento de Mérida y Gobierno de Extremadura han propuesto que el campeonato World Padel Tour, que llegaría a Mérida en mayo, se jugase en el Anfiteatro Romano, "un monumento protegido y declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco", señala Paredes. Los destinatarios de la petición, los patrocinadores, reciben periódicamente un correo electrónico informando de las nuevas firmas de apoyo que consigue la campaña, además de numerosas menciones a través de redes sociales, según explica el comunicado de Change.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario